Contacto
Menu

Representante ONU Derechos Humanos expuso en Reunión regional sobre el Pacto Mundial para la Migración

Comparte en:

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print

SANTIAGO (29 de abril de 2021) – Del 26 al 28 de abril, se llevó a cabo virtualmente la Reunión de revisión regional de implementación del Pacto Mundial para la Migración Segura Ordenada y Regular* en América Latina y el Caribe, coorganizada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con el apoyo de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y demás agencias, fondos y programas que integran la Red regional en América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas sobre la Migración.

La Reunión fue una plataforma de intercambio entre autoridades gubernamentales de 29 Estados miembros de la CEPAL y tres miembros asociados, representantes de organizaciones intergubernamentales, el Sistema de las Naciones Unidas, y la sociedad civil, entre otros, sobre los desafíos, avances y necesidades en la implementación del Pacto Mundial en la región.

La inauguración estuvo a cargo de la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena; del Director General de la OIM, António Vitorino; y del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos de los migrantes, Felipe González.

En su intervención, el Relator Especial de la ONU hizo un llamado a los países para que “emprendan procesos de regularización con un carácter permanente. La pandemia esperamos concluya en una fecha no muy tardía, pero es evidente que sus efectos sociales y económicos se van a prolongar durante un tiempo significativo. Es muy importante que las personas migrantes tengan un estatus regular para poder ejercer adecuadamente sus derechos humanos”.

Durante el evento se realizó un examen del estado actual de la implementación del Pacto Mundial para la Migración en la región, en que los representantes de los diversos países reiteraron su compromiso de continuar avanzando en la línea del Pacto e instaron a observar la migración como una contribución a la democracia, la diversidad y el desarrollo sostenible. Asimismo, llamaron a respetar, proteger y cumplir los derechos de todas las personas migrantes y reducir los riesgos y vulnerabilidades a que se enfrentan durante las distintas etapas de la migración. 

En esta instancia, el Representante para América del Sur de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, planteó que la crisis de COVID-19 ha puesto de manifiesto las desigualdades estructurales y ha exacerbado los problemas de derechos humanos ya enfrentados por las personas migrantes, especialmente las que se encuentran en situación irregular.

En este sentido, Jarab mencionó algunos impactos negativos que se han visto en la región tales como, la falta de inclusión de los migrantes en las medidas de mitigación socioeconómicas de los Estados, los riesgos que conllevan los cierres de fronteras, las expulsiones que van en contra de los estándares internacionales de derechos humanos, y  el aumento de la retórica xenófoba en contra de las personas migrantes.

Por otro lado, también enfatizó que algunos Estados están adoptando medidas concretas para reducir las vulnerabilidades a las que se enfrentan los migrantes en el contexto de la pandemia, incluyendo acceso a los servicios de salud y vacunación, y planes de regularización de la situación migratoria.

“La pandemia demuestra que sólo serán eficaces las medidas que protejan los derechos humanos de todas las personas, incluidos las migrantes y otras personas en situación de vulnerabilidad. Estos principios que debemos adoptar –en particular con un enfoque basado en los derechos humanos y centrado en las personas y la necesidad de cooperación internacional– son precisamente los que han inspirado y guiado el Pacto Mundial”, sostuvo Jarab.

El Representante de ONU Derechos Humanos, también señaló que muchas respuestas estatales a la migración han sido descoordinadas y unilaterales, y a menudo no han considerado a las personas migrantes como seres humanos o no han defendido su seguridad, dignidad y derechos. “El Pacto Mundial para la Migración ofrece otra vía de avance, basada en la cooperación, la solidaridad y el respeto de los derechos humanos, al tiempo que reconoce que la migración es una cuestión transfronteriza que ningún Estado puede abordarla solo”, agregó.

ANTECEDENTES

*El 19 de diciembre de 2018, se aprobó, mediante resolución 73/195 de la Asamblea General de Naciones Unidas, el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular (PMM), cuya implementación será revisada periódicamente a través Foro de Examen de la Migración Internacional. Para preparar las aportaciones a la primera edición del Foro, que será en 2022, se invitó a diversos actores a discutir sobre los avances del Pacto Mundial a nivel subregional, regional e interregional. 

FIN

¿Te preocupa el mundo en que vivimos? Entonces defiende los derechos humanos de alguien hoy. #Standup4humanrights y visita http://www.standup4humanrights.org/es

Objetivos de Desarrollo Sostenible Relacionados

Ir arriba