Contacto
Menu

Título en Mantenimiento

Comparte en:

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Representante Regional ante violencia en torno a minera peruana.

Amerigo Incalcaterra, Representante Regional ACNUDHSANTIAGO DE CHILE (26 de mayo de 2015) – La Oficina Regional para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), a través de su Representante Regional, Amerigo Incalcaterra, condenó la muerte del señor Ramón Colque y expresó sus condolencias y solidaridad a su familia, así como a las familias de los señores Victoriano Huayna, Henry Checlla y el Brigadier de la Policía Nacional de Perú, Alberto Vásquez, víctimas fatales, en el marco de las manifestaciones contra el proyecto minero “Tía Maria”.

Además de manifestar su solidaridad, Incalcaterra instó al Estado peruano a realizar una investigación pronta, independiente, y exhaustiva que permita identificar y llevar a la justicia a los responsables de estas  muertes.

Asimismo, expresó su grave preocupación por la escalada de violencia suscitada y la demora en el hallazgo de una solución consensuada en donde prime el diálogo y la buena fe.

El Representante Regional recordó que el ejercicio pacífico de la protesta social es fundamental en el fortalecimiento de la democracia.  Las manifestaciones sirven de cauce para el ejercicio de muchos otros derechos, así como para el intercambio de puntos de vista diferentes y la tolerancia.

En este contexto, mencionó que, en el marco actual de protestas sociales, el Estado peruano debe garantizar el respeto y la protección de los derechos humanos de las personas y cuidar que el uso de la fuerza cumpla siempre con los estándares internacionales de derechos humanos, previniendo y eliminando cualquier exceso en el uso de esta. Por lo que llamó a las autoridades nacionales a que, en el marco del estado de emergencia decretado, el uso de la fuerza sea estrictamente proporcional y limitado.

Incalcaterra, condenó el uso de la violencia por parte de algunos manifestantes, recordando que “la violencia no constituye un instrumento legítimo del ejercicio de los derechos de reunión y asociación. Por lo que hizo un llamado a las personas y a los grupos que se manifiestan a abstenerse de recurrir la violencia, y privilegiar en todo momento los espacios de diálogo. “Acudir a la violencia, no es el medio para reivindicar derechos”, afirmó.

El Representante del ACNUDH urgió al  Estado y a la sociedad peruana a reducir el actual clima de tensión, enfatizando en que “solo a través de un diálogo constructivo, libre de violencia y respetuoso de los derechos humanos se van a encontrar las respuestas a los desafíos que enfrenta el país”.

FIN

ONU Derechos Humanos, síganos en las redes sociales

Facebookwww.facebook.com/ONUdh

Twitterwww.twitter.com/ONU_derechos

YouTubewww.youtube.com/onuderechos

Flickrhttp://www.flickr.com/onuderechos/

Objetivos de Desarrollo Sostenible Relacionados

Ir arriba