Contacto
Menu

ONU Derechos Humanos pide esclarecer muerte durante acción policial en Brasil

Comparte en:

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print


BRASILIA (27 de mayo de 2022) – ONU Derechos Humanos en América del Sur pidió a las autoridades una “investigación rápida y exhaustiva” de la muerte de un hombre afrodescendiente durante un procedimiento policial en Sergipe, Brasil.

Genivaldo de Jesus Santos era un hombre negro de 38 años, con discapacidad, que murió después de un abordaje de la Policía Federal Rodoviaria el pasado miércoles 25 de mayo. Según testigos y vídeos, la víctima fue introducida por agentes en el maletero de un vehículo policial con un dispositivo que desprendía un humo blanco.

Para el jefe regional de ONU Derechos Humanos, Jan Jarab, resulta fundamental que las investigaciones iniciadas por la Policía Federal y el Ministerio Público cumplan con las normas internacionales de derechos humanos y que los agentes responsables sean llevados ante la justicia, garantizando reparación a los familiares de la víctima.

“La muerte de Genivaldo, en sí estremecedora, vuelve a poner en tela de juicio el respeto a los derechos humanos en la actuación de las policías en Brasil”, señaló. En ese sentido, Jarab mencionó casos recientes como el de Vila Cruzeiro (Rio de Janeiro), en que una operación policial desproporcionada dejó un saldo de al menos 26 víctimas fatales, como también masacres anteriores en Salgueiro y Jacarezinho, en el mismo estado federal.

Según información de la sociedad civil, en 2020 casi el 80 por ciento de las víctimas de operaciones policiales en el país fueron afrodescendientes. “La letalidad policial contra la población negra en Brasil es extrema y tan común que parece naturalizada”, comentó en este escenario Jarab, quien recordó además que el caso de Genivaldo dos Santos ocurrió dos años después de la muerte de George Floyd en Estados Unidos, un caso que desencadenó una ola de protestas y atención al racismo sistémico y policial en todo el mundo.

“La violencia policial desproporcionada no se detendrá hasta que las autoridades tomen medidas definitivas para combatirla, como la persecución y el castigo efectivos de cualquier violación de derechos humanos cometida por agentes del Estado, para evitar la impunidad”, aseveró el Representante para América del Sur.

“También es urgente promover cambios estructurales en las políticas y procedimientos policiales basados en los derechos humanos, así como examinar si las leyes, políticas y procedimientos proporcionan directrices claras y restringen el uso de la fuerza por parte de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, de acuerdo con las normas internacionales”, agregó.

Finalmente, Jarab abogó por una mayor formación en derechos humanos para las policías en Brasil, inclusive sobre el combate a los estereotipos negativos contra las personas afrodescendientes, así como el trato humano de las personas con problemas de salud mental.

FIN

Para más información y solicitudes de prensa, favor contactar con: María Jeannette Moya +56979996907 / maria.moya@un.org

¿Te preocupa el mundo en el que vivimos? Entonces levántate hoy mismo por los derechos de alguien. #Standup4humanrights y visita la página web en http://www.standup4humanrights.org/es

Objetivos de Desarrollo Sostenible Relacionados

Ir arriba