Contacto
Menu

ONU Derechos Humanos participó en misión interagencial y trinacional al Gran Chaco

Comparte en:

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Personal de la ONU recorrió territorio perteneciente a Argentina, Bolivia y Paraguay.

SANTIAGO, CHILE (28 de junio de 2022) – Entre el 12 y el 18 de junio, ONU Derechos Humanos en América del Sur participó en una inédita misión interagencial trinacional de las Naciones Unidas en el Gran Chaco americano. La misión, liderada por las Oficinas de los Coordinadores Residentes de la ONU en Argentina, Bolivia y Paraguay, recorrió la zona del Gran Chaco de los tres países, con el objetivo de visibilizar la región e identificar formas de aumentar el impacto de las acciones de la ONU de manera transfronteriza, respaldando una forma de desarrollo sostenible y respetuosa a los derechos humanos, en particular de los pueblos y comunidades indígenas y rurales. 

En los tres países, los equipos de las Naciones Unidas visitaron comunidades indígenas wichi, guaraní y nivaclé para escuchar sus planteamientos y conocer proyectos concretos de varias agencias de la ONU.

Durante la misión, el jefe de ONU Derechos Humanos para América del Sur, Jan Jarab, destacó que los pueblos originarios en tanto sujetos de derechos individuales y colectivos, son actores relevantes que tienen el derecho a decidir sobre su propio modelo del desarrollo. El Representante aseguró a las comunidades indígenas que cuentan con todo el apoyo de la Oficina del Alto Comisionado en el proceso de su empoderamiento y defensa de sus derechos. 

Deforestación y asimilación cultural, grandes amenazas

En Tartagal, Argentina, la misión participó en tres días de diálogos con autoridades, comunidades indígenas, representantes de la academia, la sociedad civil y delegaciones diplomáticas sobre el futuro de la macroregión. Los diálogos, organizados por Redes Chaco con el apoyo de la Embajada de Francia y de la delegación de la Unión Europea en Argentina abordaron temas como el cambio climático y la sequía, la persistente marginación de las comunidades indígenas y los riesgos que acarrea el modelo de desarrollo basado en agricultura intensiva, ganadería y actividades extractivas. En las discusiones, se destacó la necesidad no solo de visibilizar el Gran Chaco, sino también de reconocer la herencia de persecución histórica sufrida por los pueblos originarios de la región y de hacer un análisis crítico de los anteriores intentos del desarrollo en el Chaco.

También en Tartagal, las agencias sostuvieron una reunión con la representación de varias etnias indígenas del Chaco argentino, quienes hablaron de los desafíos crónicos que enfrentan, particularmente en materia del acceso al agua, a los derechos a la salud y a la educación, y a la conectividad. Y en Pichanal, Argentina, integrantes de la misión ONU asistieron a un encuentro trinacional del pueblo Guaraní. 

En Santa Victoria Este, la misión sostuvo una reunión con representantes de las autoridades, así como de comunidades indígenas y no indígenas, enfocada en la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Lhaka Honhat vs. Argentina (2020) que resuelve el largo problema de superposición de títulos de tierra y ordena la devolución de 400 mil hectáreas de tierra. En la discusión se abordó el tema del traslado de la población no indígena de estas tierras y las dificultades de implementación de la sentencia. 

Integrantes de la misión también fueron actualizados sobre el problema de desnutrición infantil en la zona, que ha causado muertes de niñas y niños wichi desde el año 2020 y resultó en una declaración de emergencia socio-sanitaria en la provincia argentina de Salta.

En la parte paraguaya del Chaco, la misión visitó a la comunidad nivaclé Campo Loa, que compartió información sobre cosechas destruidas por la sequía y de las dificultades en el acceso a los servicios de salud. En la zona, la misión de la ONU pudo constatar que gran parte del Chaco paraguayo ya fue deforestada y convertida en una zona de agricultura y ganadería intensiva, donde los pueblos indígenas se ven amenazados por la asimilación, la pérdida de su riqueza cultural y su integración a los escalones más bajos de la economía monetaria. 

La misión interagencial concluyó con un compromiso renovado de trabajar para el Gran Chaco, en estrecha coordinación interagencial, con un doble enfoque – a través de la abogacía, asistencia técnica y posible presencia y proyectos concretos en el terreno, pero también a asegurar el intercambio de buenas prácticas a nivel regional y ejercer abogacía en las capitales de los tres países para influir en las políticas públicas en la región del Gran Chaco.

La misión trinacional al Gran Chaco fue liderada por las coordinadoras y coordinadores residentes de la ONU en Argentina, Claudia Mojica; en Bolivia, Susana Sottoli; y en Paraguay, Mario Samaja. Además de la participación de ONU Derechos Humanos y de los asesores nacionales de derechos humanos en Argentina, Valeria Guerra, y en Paraguay, José Galeano, la misión contó con representantes y funcionarios de FAO, PMA, UNICEF, ONU Mujeres, UNFPA, OPS/OMS, ACNUR, OIM, OCHA y PNUD.

FIN

¿Te preocupa el mundo en el que vivimos? Entonces, levántate para defender los derechos de alguien hoy. #Standup4humanrights y visite la página web en: http://www.standup4humanrights.org/es

Objetivos de Desarrollo Sostenible Relacionados

Ir arriba