Contacto
Menu

ONU Derechos Humanos participó en COP1 del Acuerdo de Escazú y firmó convenio de colaboración con CEPAL

Comparte en:

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print

SANTIAGO (26 de abril de 2022) –  ONU Derechos Humanos participó activamente en la primera Conferencia de las Partes (COP 1) del Acuerdo de Escazú realizada la semana pasada, con intervenciones en los eventos de alto nivel y eventos paralelos oficiales, uno de ellos organizado por la Oficina, a lo que se sumó la firma de un convenio de colaboración estratégica con la CEPAL para apoyar la efectiva implementación del tratado.

La COP1 del Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe –conocido como Acuerdo de Escazú– se llevó a cabo entre el 20 y el 22 de abril en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en Santiago de Chile.

El evento permitió fomentar la acción conjunta y el multilateralismo al dar un nuevo impulso al primer tratado ambiental de la región, como también avanzar en la protección de un medio ambiente sano y sostenible, y progresar hacia políticas públicas de inclusión social y desarrollo económico para todos los habitantes de la zona.

Asimismo, se aprobaron decisiones sobre el funcionamiento de la COP, sus reglas de procedimiento y del Comité de Apoyo a la Aplicación y el Cumplimiento del Acuerdo. También se estableció que la segunda reunión ordinaria de la COP del Acuerdo de Escazú se realizará en abril de 2024.

En los diversos encuentros que se realizaron en este marco participaron más de 780 delegados de países, organismos internacionales y regionales, panelistas y representantes de la sociedad civil.

Convenio de colaboración con CEPAL

El 22 de abril, en el marco del Día Internacional de la Madre Tierra y en el primer aniversario de la entrada en vigor del tratado, se realizó un evento de alto nivel con la presencia de autoridades gubernamentales y del Sistema de las Naciones Unidas, así como de representantes de organizaciones de la sociedad civil de diversos países de la región.

En este contexto, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, felicitó durante su participación virtual a todos los Estados Partes que han ratificado el Acuerdo de Escazú e instó a los que aún no lo han ratificado a que lo hagan prontamente.

“El Acuerdo de Escazú es sin duda un hito porque los protagonistas son las personas defensoras. Podríamos resumir el espíritu de Escazú diciendo que si queremos defender el ambiente debemos iniciar por proteger a quienes lo defienden. Sin embargo, según datos de nuestra Oficina, tres de cada cuatro asesinatos de personas defensoras de la Tierra y el medioambiente ocurren actualmente en América Latina y el Caribe”, sostuvo la Alta Comisionada.

Tras el evento de alto nivel, Mario Cimoli, Secretario Ejecutivo Interino de la CEPAL, Alicia Bárcena, ex Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, y Jan Jarab, Representante Regional para América del Sur de ONU Derechos Humanos –con la presencia virtual de Michelle Bachelet–, firmaron un convenio de colaboración que busca impulsar un enfoque de derechos humanos en la implementación efectiva del Acuerdo de Escazú, basando su cooperación en los cuatro pilares del Acuerdo: acceso a la información, a la participación, a la justicia y la protección de las personas defensoras de derechos humanos en asuntos ambientales.

Prácticas emergentes hacia una efectiva implementación del Acuerdo de Escazú

En el marco de la COP1, se llevó a cabo el 22 de abril el evento paralelo virtual “Prácticas emergentes hacia una efectiva implementación del Acuerdo de Escazú”, organizado por las oficinas para América del Sur y de México de ONU Derechos Humanos.

La instancia tuvo como foco generar y facilitar un espacio de reflexión e intercambio de experiencias entre la sociedad civil, personas defensoras de los derechos humanos y los Estados. Durante el foro, se lograron identificar condiciones necesarias para asegurar una efectiva implementación del Acuerdo, así como prácticas emergentes con énfasis en los derechos de acceso a la justicia en asuntos ambientales, la participación pública y la protección de personas defensoras del medio ambiente.

El evento contó con la participación de autoridades gubernamentales como el Viceministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Luis Vayas; la Directora General para Temas Globales de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Camila Zepeda; el Director de Asesoría Jurídica del Ministerio del Ambiente de Uruguay, Marcelo Cousillas; y el Presidente de la Institución Nacional de Derechos Humanos de Uruguay, Juan Faroppa. Por el lado de la sociedad civil, participaron como panelistas Anabela Carlón, defensora del territorio y recursos naturales de la Tribu Yaqui de México; Andrés Napoli, de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales de Argentina; y Jorge Acero, de Amazon Frontlines en Ecuador.

En tanto, los Representantes de las oficinas para América del Sur y de México de ONU Derechos Humanos, Jan Jarab y Guillermo Fernández-Maldonado, respectivamente, estuvieron a cargo de las reflexiones iniciales y finales del encuentro.

En su mensaje de apertura, Jan Jarab resaltó la importancia de abordar la protección del espacio cívico vinculado a asuntos ambientales, sobre el cual el Acuerdo de Escazú contempla disposiciones clave como el acceso a la información, la participación pública, el acceso a la justicia y la protección de personas defensoras de derechos humanos.

Sobre las personas defensoras del medio ambiente que pertenecen a grupos vulnerables, el Representante de ONU Derechos Humanos para América del Sur sostuvo que “es necesario abordar las desigualdades preexistentes que enfrentan en el ejercicio de su rol, así como la discriminación múltiple e interseccional de estos grupos, que hace imperante la necesidad de soluciones integrales, basadas en derechos y con enfoque de género e intercultural, la promoción de su participación activa en los procesos y el involucramiento en espacios de decisión”.

Otros eventos

El 20 de abril, durante la jornada inaugural, Jan Jarab participó de la sesión especial sobre la implementación efectiva del Acuerdo de Escazú y mayor cooperación con los Estados. “En esta ocasión, quisiera resaltar al respecto la situación de mujeres defensoras del medio ambiente, la tierra y el territorio. A menudo, las defensoras se encuentran en una situación de desventaja en el ejercio de su labor”, sostuvo Jarab.

Asimismo, el 21 de abril, ONU Derechos Humanos participó de los eventos “El Acuerdo de Escazú: la relevancia de su ratificación y su impacto en la evolución de los derechos humanos ambientales, los derechos de la naturaleza y los derechos de las generaciones futuras en la región andina” y ” Sinergias entre el Acuerdo de Escazú, los derechos humanos y el Convenio sobre la Diversidad Biológica”.

ANTECEDENTES

  • Revisa acá la síntesis evento con las ideas principales tratadas en la instancia.

FIN

¿Te preocupa el mundo en el que vivimos? Entonces, levántate para defender los derechos de alguien hoy. #Standup4humanrights y visite la página web en: http://www.standup4humanrights.org/es

Objetivos de Desarrollo Sostenible Relacionados

Ir arriba