Contacto
Menu

Título en Mantenimiento

Comparte en:

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print

11 de mayo de 2012 – El Representante Regional para América del Sur del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Amerigo Incalcaterra, felicita al Estado brasileño por el nombramiento de los siete miembros de la Comisión Nacional de la Verdad, que busca esclarecer las violaciones de derechos humanos ocurridas entre 1946 y 1988 en el país.

Los integrantes de la Comisión de la Verdad son Rosa Maria Cardoso da Cunha, José Paulo Cavalcanti Filho, José Carlos Dias, Gilson Dipp, Claudio Fonteles, Maria Rita Kehl e Paulo Sérgio Pinheiro.

“La Comisión de la Verdad es una herramienta fundamental en el cumplimiento de la obligación que tiene el Estado de esclarecer todas las violaciones contra los derechos humanos, sin importar el tiempo transcurrido desde los acontecimientos”, señaló Incalcaterra. “Las Comisiones de la Verdad son un mecanismo para ayudar a los Estados en la reconstrucción de una parte importante de la historia del país y para orientar sus esfuerzos en la búsqueda de verdad, de una efectiva reconciliación nacional y para evitar que hechos de esa gravedad se repitan en el futuro”.

Incalcaterra recordó que las víctimas y sus familias tienen el derecho imprescriptible de conocer las circunstancias que rodearon estos crímenes. “La verdad es un derecho cuyo ejercicio nadie, ni siquiera su propio titular, puede negar”, expresó.

El Representante Regional ofreció a los integrantes de la Comisión de la Verdad la experiencia internacional del ACNUDH, además de seguimiento y asesoría técnica para el cumplimiento de los estándares internacionales de derechos humanos en el desarrollo de su mandato.

Navi Pillay, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, destacó en 2011 que la creación de la Comisión de la Verdad es un desarrollo “esperado hace mucho”, que “muestra el compromiso de Brasil en tratar los derechos humanos en casa y en todos los lugares del mundo”, comentó. “Es una primera medida esencial y bienvenida para curar las heridas del país y aclarar los errores del pasado”.

Instituida por la ley 12.528, sancionada por la Presidenta Dilma Rousseff en noviembre de 2011, la Comisión Nacional de la Verdad fue prevista en el Tercer Programa Nacional de Derechos Humanos del país en 2010. Se espera que la Comisión de la Verdad ayude a la sociedad brasileña a comprender y reconocer una historia cuestionada o incluso negada, además de prevenir que se produzcan nuevas violaciones, recomendando la adopción de reformas institucionales y políticas públicas.

Objetivos de Desarrollo Sostenible Relacionados

Ir arriba