Contacto
Menu

Título en Mantenimiento

Comparte en:

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Hechos se enmarcan en “espiral de violencia”, señaló Representante Regional

SANTIAGO (2 de octubre de 2015) – El Representante para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Amerigo Incalcaterra, repudió la muerte de Eduardo Felipe Santos Victor, un menor de edad presuntamente ejecutado por agentes de la Unidad de Policía Pacificadora (UPP) del Morro da Providência en Río de Janeiro, Brasil.

Incalcaterra llamó a investigar el hecho de forma exhaustiva e imparcial, examinando especialmente las alegaciones de fraude procesal y la posible manipulación de la escena por parte de los agentes, para evitar que los responsables queden en la impunidad. “La policía no puede actuar como lo hacen los delincuentes”, expresó.

“Comportamientos como los de los agentes involucrados ponen en serio riesgo el proyecto de la UPP como un modelo de policía comunitaria”, señaló el Representante del ACNUDH. “Insto a las autoridades de Seguridad Pública del Estado a hacer una profunda depuración en las UPP, que incluya una revisión de los procesos de selección y formación de sus miembros”, dijo.

En ese sentido, Incalcaterra valoró el pronunciamiento del Secretario de Seguridad del Estado, condenando estos hechos. A su vez, llamó a las autoridades a trabajar conjuntamente para evitar los abusos policiales. “Es importante una coordinación entre las áreas de seguridad y las  de derechos humanos del Estado de Rio de Janeiro, con el fin de erradicar de las policías cualquier comportamiento contrario a los derechos humanos”.

El Representante también repudió las muertes de los policías Bruno Rodrigues Pereira y Caio César Ignácio Cardoso de Melo, que de acuerdo a reportes fueron asesinados brutalmente por bandas criminales que operan en la ciudad.

“Estas lamentables muertes se enmarcan en una espiral de violencia entre fuerzas del orden y grupos criminales en Río de Janeiro”, expresó Incalcaterra al solidarizarse con las familias de las víctimas. “Insto a que estas muertes se investiguen de manera completa e imparcial, y que los responsables sean llevados ante la justicia en plena observancia del Estado de Derecho”.

El Representante del ACNUDH concluyó llamando a la sociedad en su conjunto a repudiar todo acto de violencia. “Hechos de esta naturaleza producen un aumento de la violencia, fomentan la discriminación y atentan contra la convivencia pacífica”.

FIN

ONU Derechos Humanos, síganos en las redes sociales

Facebookwww.facebook.com/ONUdh

Twitterwww.twitter.com/ONU_derechos

YouTubewww.youtube.com/onuderechos

Flickrhttp://www.flickr.com/onuderechos

Revise el Índice Universal de Derechos Humanoshttp://uhri.ohchr.org/en

Objetivos de Desarrollo Sostenible Relacionados

Ir arriba