Contacto
Menu

Título en Mantenimiento

Comparte en:

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print

A propósito del Día Mundial contra la Trata de Personas

Jueves 30 de julio de 2015

GINEBRA (28 Julio 2015) – En declaraciones en vísperas del Día Mundial contra la Trata de Personas, la experta en derechos humanos de las Naciones Unidas Maria Grazia Giammarinaro llamó a realizar cambios radicales en las políticas y percepciones relacionadas con este tema. La Relatora Especial sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niños, recuerda a los gobiernos del mundo que la lucha contra la trata no depende únicamente de la aplicación de la ley.

“Después de más de una década de esfuerzos dirigidos a la lucha contra la trata de personas, tenemos que reconocer que los resultados aún son modestos.  La gran mayoría de las personas que son víctimas de la trata -un estimado de 20 millones a nivel mundial- no son reconocidas como tales, y en consecuencia no tienen acceso a la justicia ni a reparaciones.

La trata es una explotación extrema –muchas veces en situaciones análogas a la esclavitud- de mujeres, hombres, niñas y niños que son social y económicamente vulnerables. Para hacer frente a estas graves violaciones de derechos humanos, es necesario un cambio al nivel de las políticas y de la percepción de la trata de personas.

Hasta el momento, la trata ha sido considerada como un problema fundamentalmente ligado a la aplicación de la ley. Hoy en día, debemos considerarla como un problema económico y social, vinculado a las tendencias mundiales, incluida la migración. En ese sentido, la prevención es clave.

Para prevenir la trata de personas, las autoridades nacionales deben tratar con un área más amplia de explotación que incluye la industria del sexo, la agricultura, la pesca, el trabajo doméstico, la ropa, y la industria turística.

Los gobiernos y el sector privado deben prevenir y combatir cualquier forma de explotación en el momento y el lugar en que se lleven a cabo, así como encarar los factores  que conducen a la explotación. Entre ellos, uno de los más poderosos es la falta de canales regulares para la migración.

En esa línea, la coherencia de las políticas es esencial: la lucha contra la trata es incompatible con las políticas migratorias restrictivas que colocan a las personas en situación de irregularidad y vulnerabilidad frente a la explotación y la trata.

Por otro lado, dentro de los flujos migratorios mixtos, un número creciente de personas migra para huir de los conflictos y crisis prolongadas. Se necesita una mayor cooperación internacional para asegurar que a las personas que tienen derecho a la protección internacional se les ofrezca una solución viable en algún país de su preferencia.

Sin embargo, en la actualidad, las personas que huyen de la persecución, la guerra u otras emergencias están entre las más vulnerables, y son a menudo expuestas a los riesgos de la trata. Esto incluye a los niños que viajan solos, a las mujeres y las niñas que son violadas durante el viaje y que son explotadas como prostitutas al llegar a destino, y a los hombres, mujeres y niños que son obligados a aceptar condiciones de trabajo inhumanas para sobrevivir.

Este es el cambio de políticas que se hace fundamental hoy en día: para prevenir la trata y defender los derechos de las víctimas, es necesario proteger los derechos de todos los migrantes y de todas las personas vulnerables, ya sean extranjeros o nacionales.

Una vez que alguien es reconocido como sujeto de explotación y/o trata, esta persona debe tener acceso inmediato a asesoramiento jurídico, asistencia sanitaria, y formas de asistencia ajustadas a su medida, para que sean capaces de reclamar sus derechos.

Estas oportunidades se deben proveer sin ninguna condición. Ningún requisito legal debe establecerse, que de hecho nieguen a las personas explotadas y víctimas de la trata su derecho a acceder a la justicia y a posibles soluciones.

La trata ocurre porque existen grandes intereses económicos detrás de la explotación de las personas pobres en el mundo. Sin embargo, esto puede detenerse si la gente de buena voluntad -personas poderosas así como simples ciudadanos- sienten que la trata es moral y socialmente inaceptable, y adoptan medidas contra la explotación, la injusticia y las violaciones de los derechos humanos”.

FIN

Maria Grazia Giammarinaro (Italia) fue nombrada Relatora Especial sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niños, por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en junio de 2014, para promover la prevención de la trata de personas en todas sus formas, y fomentar medidas para mantener y proteger los derechos humanos de las víctimas. Giammarinaro ha sido jueza desde 1991 y actualmente se desempeña como Jueza de Cuestiones Preliminares de la Corte Penal de Roma. Ella fue la Representante Especial y Coordinadora para la Lucha contra la Trata de Seres Humanos de la OSCE, y sirvió en la Dirección General de la Comisión Europea de Justicia, Libertad y Seguridad, en Bruselas, donde fue responsable de la lucha contra la trata de personas y la explotación sexual de los niños. Elaboró ​​la Directiva de la UE sobre la prevención y la lucha contra la trata de seres humanos y la protección de sus víctimas. Para más información, ingrese a: http://www.ohchr.org/EN/Issues/Trafficking/Pages/TraffickingIndex.aspx

Los Relatores Especiales son parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Los Procedimientos Especiales, el mayor órgano de expertos independientes en el Sistema de Derechos Humanos de la ONU, es el nombre genérico que reciben los mecanismos de investigación y monitoreo independiente del Consejo que tratan las situaciones de países específicos o cuestiones temáticas en todas partes del mundo. Las y los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de forma voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y actúan a título personal.

Para más información y solicitudes de medios de comunicación, por favor póngase en contacto con Nathalie Stadelmann (+41 22 917 9104 / nstadelmann@ohchr.org ) o escriba a srtrafficking@ohchr.org

Para preguntas de los medios relacionadas con otros expertos independientes de la ONU:
Xabier Celaya – Unidad de Medios (+ 41 22 917 9383 / xcelaya@ohchr.org)

*Traducción: ACNUDH América del Sur

ONU Derechos Humanos, síganos en las redes sociales

Facebookwww.facebook.com/ONUdh

Twitterwww.twitter.com/ONU_derechos

YouTubewww.youtube.com/onuderechos

Flickrhttp://www.flickr.com/onuderechos

Revise el Índice Universal de Derechos Humanos:   http://uhri.ohchr.org/en

Objetivos de Desarrollo Sostenible Relacionados

Ir arriba