Contacto
Menu

Estados deben garantizar acceso a anticonceptivos incluso durante pandemia – Expertas ONU

Comparte en:

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Foto: OHCHR

GINEBRA (23 de septiembre de 2020) – El acceso a la planificación familiar es un derecho humano protegido por el derecho internacional y los Estados deben seguir garantizándolo incluso durante la pandemia de COVID-19, dicen expertas en derechos humanos de la ONU.

Ante el 26 de septiembre, Día Mundial de la Anticoncepción, las expertas emitieron la siguiente declaración:

“La pandemia de COVID-19 ha impactado los servicios de planificación familiar. La producción se ha reducido y las cadenas de suministro se han interrumpido. Las clínicas han cerrado o limitado sus servicios, especialmente en países con recursos limitados, y las mujeres y las adolescentes no pueden acceder a proveedores de atención médica capacitados.

El derecho a la salud sexual y reproductiva incluye la libertad de las mujeres para decidir si desean embarazarse, cuántos hijos tener y espaciar los embarazos. También impone a los Estados la obligación fundamental de proporcionar los medicamentos esenciales de la Lista OMS de medicamentos esenciales, que incluye los anticonceptivos.

Para que esto sea una realidad, todas las personas deben tener acceso a una educación sexual integral incluida en los planes de estudio escolares, así como acceso oportuno a métodos seguros, eficaces, asequibles y aceptables de planificación familiar a su elección. Esto incluye información imparcial y con base científica, la oportunidad de tomar una decisión informada, opciones de asesoramiento, anticonceptivos modernos de acción corta y prolongada y otros métodos como la anticoncepción de emergencia.

Las restricciones a la libertad de movimiento impuestas para combatir la pandemia no deben impedir que persona alguna obtenga la información que necesita y el acceso oportuno a instalaciones de atención médica. Estas instalaciones brindan servicios vitales como detección y manejo de infecciones de transmisión sexual, apoyo a víctimas de violencia sexual o violación, abortos seguros, así como preservativos para hombres y mujeres u otras formas de planificación familiar.

Es especialmente importante garantizar el acceso a quienes se encuentran en situaciones vulnerables o históricamente sometidas a discriminación, como las adolescentes, las mujeres migrantes, las mujeres con discapacidad, las habitantes de zonas de bajos recursos, las refugiadas, las personas y comunidades LGBT y de género diverso y las mujeres en el período de posparto.

La libertad de elección y el acceso a la planificación familiar son fundamentales para la autonomía reproductiva individual y para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas sobre igualdad de género, salud y bienestar, en particular aquellos destinados a garantizar el acceso universal a los derechos de salud sexual y reproductiva y reducir la mortalidad materna.

Si queremos evitar la mortalidad materna, es fundamental prevenir los embarazos no deseados mediante el acceso a los anticonceptivos, servicios de aborto seguro y atención postaborto de calidad. Ante el 28 de septiembre, Día Internacional del Aborto Seguro, la declaración del año pasado de los mandatos de los Procedimientos Especiales sigue siendo vigente.

En el Día Mundial de la Anticoncepción (26 de septiembre) y el Día Internacional del Aborto Seguro (28 de septiembre), instamos a los Estados a que desempeñen un importante papel para garantizar un mayor acceso a métodos modernos y de calidad de planificación familiar, servicios libres de estigmas e información contrastada. Esto es parte de sus obligaciones en virtud del derecho a disfrutar del mejor nivel de salud física y mental “.

FIN

* Traducción de la ONU-DH México

Las/os expertas/os: Tlaleng Mofokeng, Relatora Especial sobre el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental; miembros del Grupo de Trabajo sobre discriminación contra mujeres y niñas: Elizabeth Broderick (Presidenta), Melissa Upreti (Vicepresidenta), Alda Facio, Ivana Radačić y Meskerem Geset Techane; Dubravka Simonovic, Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias, y Victor Madrigal-Borloz, Experto independiente en protección contra la violencia y la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género.

Los Relatores Especiales y Grupos de Trabajo forman parte de lo que se conoce como Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Procedimientos Especiales, el organismo más grande de expertos independientes en el sistema de Derechos Humanos de la ONU, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y monitoreo del Consejo que abordan situaciones específicas de países o cuestiones temáticas en todas partes del mundo. Los expertos de los procedimientos especiales trabajan de forma voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y sirven a título individual.

Fuente: ONU Derechos Humanos

¿Te preocupa el mundo en que vivimos? Entonces defiende los derechos humanos de alguien hoy. #Standup4humanrights y visita: http://www.standup4humanrights.org/es

Objetivos de Desarrollo Sostenible Relacionados

Ir arriba