Contacto
Menu

Título en Mantenimiento

Comparte en:

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
En conferencia de prensa en Ginebra, el vocero de la Alta Comisionada comentó las protestas recientes en el país.

Vocero de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos: Rupert Colville

Tema: Brasil

GINEBRA (18 de junio de 2013) – “Instamos a las autoridades brasileñas a ejercer la moderación al lidiar con las extendidas protestas sociales en el país, convocando también a los manifestantes a no recurrir a actos de violencia en busca de sus demandas. Durante la noche se produjeron protestas en varias de las principales ciudades brasileñas. La mayoría de estas fue pacífica, pero hubo informaciones sobre confrontaciones entre manifestantes y policías en Río de Janeiro y Belo Horizonte.

Nos complace la declaración de la Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, afirmando que las manifestaciones pacíficas son legítimas, así como el acuerdo alcanzado el lunes (17) para que la policía de Sao Paulo no utilizara balas de goma.

Estas protestas, principalmente en relación al aumento del costo del transporte público y los gastos en la organización del Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro en 2016, comenzaron el pasado 10 de junio y fueron los más grandes en Brasil en más de 20 años.

Con más protestas anunciadas, estamos sin embargo preocupados por el uso excesivo de la fuerza policial relatada en los últimos días, [que] no debe ser repetida.

Recibimos relatos de una serie de heridos, arrestos y detenciones, incluyendo a periodistas que cubren los eventos. Algunas organizaciones de la sociedad civil también han denunciado la arbitrariedad de algunas de estas detenciones.

Llamamos al gobierno de Brasil a que adopte todas las medidas necesarias para garantizar el derecho de reunión pacífica y evitar el uso desproporcionado de la fuerza durante las protestas. También solicitamos a las autoridades que realicen investigaciones inmediatas, completas, independientes e imparciales sobre el supuesto uso excesivo de la fuerza.

Instamos a todas las partes involucradas a establecer un diálogo abierto para encontrar soluciones para el conflicto y alternativas para abordar las demandas sociales legítimas, así como para evitar más violencia”.

Objetivos de Desarrollo Sostenible Relacionados

Ir arriba