Contacto
Menu

Título en Mantenimiento

Comparte en:

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Representante rechazó uso de armas de fuego letales por parte de las fuerzas de seguridad durante los hechos

SANTIAGO (1 de octubre de 2015) – El Representante Regional para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Amerigo Incalcaterra, expresó hoy su preocupación por los hechos de violencia que dejaron heridos a dirigentes y policías, así como por las muertes de al menos tres pobladores, producidos el pasado 28 de septiembre en el yacimiento minero de Las Bambas, en Apurímac (Perú).

Incalcaterra llamó al Estado a realizar una investigación pronta, independiente y exhaustiva sobre los hechos, ocurridos durante un procedimiento policial en el marco de una protesta.

El Representante del ACNUDH expresó su solidaridad con las familias de las víctimas y condenó el uso de la violencia por parte de algunos manifestantes. “Solo mediante un diálogo constructivo se pueden alcanzar los acuerdos necesarios para resolver el conflicto. La violencia no es una herramienta legítima para protestar”, afirmó.

Al lamentar la pérdida de vidas humanas, el Representante del ACNUDH también rechazó la utilización de armas de fuego letales por parte de las fuerzas de seguridad durante los hechos.

“El uso excesivo de la fuerza muestra la necesidad de mejorar los protocolos y la supervisión del actuar policial en el contexto de las manifestaciones. Además, revela la importancia de formar en derechos humanos a los oficiales y de velar por la utilización correcta de las armas, respetando siempre los principios de legalidad, necesidad, proporcionalidad y responsabilidad”. En ese sentido, el Representante urgió a que se elabore el reglamento del Decreto Legislativo 1186, que regula el uso de la fuerza por parte de la Policía Nacional.

De otro lado, Incalcaterra destacó que las autoridades nacionales del Perú, así como los gobiernos locales y las empresas del sector privado deben atender a las razones de fondo de este tipo de conflictos sociales. “Se requiere cumplir con las exigencias de participación y consulta con las comunidades, particularmente en proyectos de inversión de gran escala que puedan tener consecuencias medio y socio ambientales”.

Por último, el Representante del ACNUDH aseveró que su Oficina está a disposición para colaborar con las autoridades peruanas en estas materias.

FIN

ONU Derechos Humanos, síganos en las redes sociales

Facebookwww.facebook.com/ONUdh

Twitterwww.twitter.com/ONU_derechos

YouTubewww.youtube.com/onuderechos

Flickrhttp://www.flickr.com/onuderechos

Revise el Índice Universal de Derechos Humanoshttp://uhri.ohchr.org/en

Objetivos de Desarrollo Sostenible Relacionados

Ir arriba