NACIONES UNIDAS DERECHOS HUMANOS, Oficina del Alto Comisionado América del Sur


Foto: ONU Brasil

Zeid: Dar un gran giro en la lucha por los derechos de los Afrodescendientes

7 de diciembre, 2015

BRASILIA/GINEBRA (7 de diciembre de 2015)  El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos Zeid Ra’ad Al Hussein urgió a América Latina y el  Caribe que aprovechen las oportunidades e iniciativas brindadas por el Decenio Internacional para los Afrodescendientes (2015 – 2024) haciendo mejoras concretas en la vida de los Afrodescendientes.

Durante esta última semana, la primera reunión regional para la Decenio tuvo lugar en Brasilia (3 -4 de diciembre)  y congregó a Estados, organizaciones regionales, instituciones nacionales de derechos humanos, órganos de igualdad y a la sociedad civil, en particular a los Afrodescendientes, así como a órganos de las Naciones Unidas de la región.

“Estoy asombrado por la inmensidad de la tarea que tenemos frente a nosotros,” el Alto Comisionado dijo a los participantes de la reunión. “Diez años para revertir cinco siglos de discriminación estructural? La discriminación racial tiene sus raíces profundas en el colonialismo y la esclavitud, y se nutre diariamente del miedo, la pobreza y la violencia, raíces que se infiltran en cada aspecto de la vida –desde el acceso a la alimentación y a la educación, hasta la integridad física y la participación en las decisiones que afectan fundamentalmente nuestras vidas. Un decenio es muy poco tiempo.”

“Hoy en día, hay cerca de 150 millones de Afrodescendientes en América Latina y el Caribe –alrededor del 30 por ciento de la población. Sin embargo, los Afrodescendientes son casi invisibles en los pasillos del poder –económico, académico, profesional o político, a los niveles locales o nacionales.  Altos índices de desigualdad persisten en toda la región,” añadió.

“Históricamente y hasta el día de hoy, las y los Afrodescendientes han y siguen aportando una gran contribución al desarrollo y a la prosperidad de sus sociedades y países; pero se les ha negado una distribución justa de los dividendos. Por el contrario, sus derechos humanos han sido violados  para que otros puedan prosperar.”

Zeid hizo un llamado a los Estados para que ejecuten sus compromisos y obligaciones bajo el derecho internacional de los derechos humanos y usen todas las herramientas que tienen a su disposición para realizar progresos concretos en el avance de los derechos de los Afrodescendientes. Estas herramientas incluyen tratados internacionales de derechos humanos, la Declaración y el Programa de Acción de Durban, al igual que el marco dado por la Asamblea General de las Naciones Unidas para el Decenio Internacional. Los temas para el Decenio son: Reconocimiento, Justicia y Desarrollo.

Con el Reconocimiento se trata de admitir y entender, concretamente, el alcance y la profundidad del racismo y la discriminación racial. Se trata también de hacer visibles a los Afrodescendientes, a su historia, a su cultura y a sus logros, en los currículos educativos, en los textos escolares y en el mundo cultural. El reconocimiento también significa sensibilizar a los oficiales de Estado, incluyendo en las esferas del cumplimiento de la ley y la justicia, con el fin prevenir el perfilamiento racial y la brutalidad policial. Y significa además asegurar una reparación adecuada y satisfactoria por los daños resultantes de esta discriminación, según lo dispuesto por la Declaración y Programa de Acción de Durban.

“En la esfera de la justicia, los Afrodescendientes denunciaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que aun cuando son víctimas de crímenes, no presentan denuncias formales ante la policía porque simplemente no confían en las instituciones del Estado y temen ser re-victimizados. Hecho terriblemente lamentable; pero no sorprendente, dada la desproporción del uso de la fuerza contra los Afrodescendientes, principalmente contra los hombres jóvenes; su sobrerrepresentación entre la población penitenciaria, el endémico establecimiento de perfiles raciales y la discriminación que enfrentan en encuentros con oficiales encargados de hacer cumplir la ley. La justicia se refiere a combatir la impunidad mediante la pronta y transparente ejecución de las leyes contra los oficiales de policía que utilizan la fuerza letal de manera injustificada y la violencia desproporcionada.”

Zeid apeló a los Estados para que las mujeres y los hombres Afrodescendientes sean socios activos en el diseño de las iniciativas de desarrollo. “Ha habido un abandono histórico y una falta de inversión pública en vecindarios y regiones que son predominantemente Afrodescendientes. Esto necesita ser revertido en colaboración con las comunidades,” dijo.

Al final de la reunión, los delegados adoptaron una Declaración la que recuerda el Programa de Actividades del Decenio de la Asamblea General de la ONU y reafirmaron su compromiso a la plena puesta en marcha  del Programa de Acción de Durban a nivel nacional, regional y global. También reafirmaron su apoyo para la creación del Foro Permanente para los Afrodescendientes y su apoyo para la elaboración de un proyecto de Declaración para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos de los Afrodescendientes. Los delegados insistieron en la importancia de empezar los trabajos del Foro lo antes posible. Los Estados también se comprometieron en adoptar acciones afirmativas para aliviar y remediar desigualdades en el disfrute de derechos humanos en el acceso a la educación y al empleo, de conformidad con las particularidades de cada país.

“Entramos al Decenio para los Afrodescendientes acompañados de  una enorme carga histórica y de injusticias contemporáneas tan pesada que es difícil  no ceder bajo su peso y perder las esperanzas,” dijo Zeid. “Pero tenemos frente a nosotros una gran oportunidad para fortalecer a las comunidades Afrodescendientes y con ellos reforzar también la estabilidad, la democracia, el imperio de la ley, la gobernabilidad, la seguridad y el desarrollo de toda la región de América Latina y el Caribe. Tomemos esta oportunidad para utilizar el gran potencial de comunidades invisibles hasta la fecha no utilizado. Comprometámonos a utilizar estos 10 años para dar gran un giro en la lucha por los derechos humanos de los Afrodescendientes”.

FIN

Para más información o solicitudes de prensa, favor contactar a Ravina Shamdasani (+41 22 917 9169 / rshamdasani@ohchr.org ) o Cécile Pouilly (+41 22 917 9310 / cpouilly@ohchr.org)

Sitio web del Decenio Internacional para los Afrodescendientes: http://www.un.org/en/events/africandescentdecade/index.shtml

ONU Derechos Humanos-América del Sur, síganos en las redes sociales

Facebookwww.facebook.com/ONUdh

Twitterwww.twitter.com/ONU_derechos

YouTubewww.youtube.com/onuderechos

Flickrhttp://www.flickr.com/onuderechos

Revise el Índice Universal de Derechos Humanos: http://uhri.ohchr.org/


'

Dirección > Av. Dag Hammarskjöld 3269,Vitacura, Santiago de Chile

Teléfono > (56 2) 2210-2970

Fax > (56 2) 2321-7750

Email > ohchr-santiago@ohchr.org

이진