Contacto
Menu

Título en Mantenimiento

Comparte en:

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
“Mucho más que votaciones periódicas” destacó Alfred de Zayas

Foto: FreeDigitalPhotos“Mucho más que votaciones periódicas” – experto independiente de la ONU pide más democracia directa en todo el mundo

Día Internacional de la Democracia – jueves 15 septiembre el año 2016

 

GINEBRA (14 de septiembre de 2016) – Con motivo del Día Internacional de la Democracia, el experto independiente de las Naciones Unidas sobre la promoción de un orden internacional democrático y equitativo, Alfred de Zayas, hace un llamado a los Parlamentos y Gobiernos a ser más receptivos con las personas y no con los grupos de presión.

“La democracia debe ser vivida y practicada todos los días. Se necesita mucho más que  votaciones periódicas, que en muchos casos sólo son una formalidad, cuando hay ausencia de influencia pública en la elección de los candidatos y escasas posibilidades de un cambio de política. La democracia  significa que existe una genuina correlación entre la voluntad de las personas y la legislación y políticas que les afectan, ya sea nacional o internacionalmente.

Cada vez más, la “democracia representativa” ha decepcionado a los votantes, porque los parlamentarios, una vez elegidos, rara vez consultan con sus representados y, a veces toman decisiones que son claramente contrarias a los deseos expresados ​​por el electorado. La desconexión frecuente entre el Parlamento y el pueblo ha dado lugar a una sensación de privación de derechos en muchos países, lo que resulta en apatía, el absentismo y la desconfianza. La insatisfacción por el desempeño de los Parlamentos ha abierto la puerta a los políticos populistas para aprovecharse de los problemas sociales.

La democracia representativa sólo puede ser considerada “democrática”, cuando los parlamentarios le informen a sus votantes activamente acerca de las leyes y tratados que les afectarán, les consulten periódicamente y traten con buena fe de poner en práctica sus deseos. Podemos pensar en varias leyes y tratados, incluidos los mega-regionales que actualmente están proceso de negociación, como el Acuerdo de Asociación Trans Pacífico (TPP), el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP), el Acuerdo Económico y Comercial entre la Unión Europea y Canadá (CETA ) y el Acuerdo de Comercio de Servicios (TISA), los que seguramente hubiesen sido rechazados si fueran puestos a votación popular. Por lo menos, la democracia requiere de completa divulgación y participación de las múltiples partes interesadas, es decir, ser una “democracia participativa”. En ausencia de consentimiento popular, es inconcebible que los Parlamentos elegidos democráticamente ratifiquen dichos acuerdos.

Los Parlamentos que no son realmente representativos, sino que actúan como si tuvieran un cheque en blanco, en “X” número de años perderán su legitimidad. En algunos países, incluso se podría hablar del fenómeno de “despotismo parlamentario”, porque las leyes y tratados son adoptados independientemente de los deseos de los electores, incluso hasta el punto de entrar en agresivos conflictos en contra del deseo claramente expresado por parte de la población.

La democracia requiere respeto por el derecho de acceso a la información, la libertad de opinión y de expresión, establecido en el artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), y una significativa participación pública en la toma de decisiones, según lo previsto en el artículo 25 del PIDCP.

La correlación entre el interés público y las políticas que les afecten se garantiza mejor manera a través de los mecanismos de democracia directa de iniciativa pública y referendos. La democracia directa es sin duda uno de los métodos más eficientes, fiables y transparentes para determinar la voluntad del pueblo. Con el fin de generar un cambio democrático, se deben respetar los derechos humanos, en particular el pluralismo, los principios de la ley electoral, la libertad de opinión y de expresión y la libertad de reunión y asociación pacífica.

La aparición del Poder Popular es el mejor camino para efectuar cambios que garanticen los derechos humanos para todos. Cada vez más personas y grupos están saliendo a las calles para exigir una mayor participación pública, transparencia y rendiciones de cuentas de quienes ejercen el poder – desde los gobiernos hasta de los actores no estatales, incluido el sector privado.

Los intereses especiales de las empresas transnacionales, financistas o del complejo industrial-militar, deben dejar de ejercer una influencia desproporcionada sobre la política interior y exterior, frecuentemente en contravención del interés público.

La democracia directa, participativa y receptiva ha demostrado ser propicia para lograr un orden mundial más justo. Sólo este enfoque permitirá progresar de sociedades depredadoras a sociedades orientadas hacia los derechos humanos”.

 

Alfred de Zayas (Estados Unidos de América) fue designado como el primer Experto Independiente sobre la promoción de un orden internacional democrático y equitativo por el Consejo de Derechos Humanos, a partir de mayo de 2012. En la actualidad es profesor de derecho internacional en la Escuela Diplomática de Ginebra. Zayas se desempeñó en derecho corporativo y derecho de familia en Nueva York y Florida. Como titular de este mandato del Consejo de Derechos Humanos, el experto es independiente de cualquier gobierno u organización y trabaja a título individual. Más información, ingrese a: http://www.ohchr.org/EN/Issues/IntOrder/Pages/IEInternationalorderIndex.aspx

Los Expertos Independientes son parte de los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Procedimientos Especiales, mayor órgano de expertos independientes en el sistema de Derechos Humanos de la ONU, es el nombre general de los mecanismos de determinación de hechos y de control independiente del Consejo que se ocupa de situaciones de países específicos o de cuestiones temáticas en todas partes del mundo. Los expertos de los procedimientos especiales a trabajan a título honorario y no forman parte del personal de las Naciones Unidas ni percibe un sueldo por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y actúan a título individual.

FIN

Fuente: ACNUDH

Traducción: Oficina Regional para América del Sur del ACNUDH

 

Para más información y solicitudes de los medios de comunicación, por favor comunicarse con el Sr. Thibaut Guillet (+41 22 917 93 89 / tguillet@ohchr.org) o escribir a ie-internationalorder@ohchr.org

 

Derechos Humanos de la ONU, síguenos en las redes sociales:

Facebook: www.facebook.com/ONUdh

Twitter: www.twitter.com/ONU_derechos

YouTube: www.youtube.com/onuderechos

Flickr: http://www.flickr.com/onuderechos

 

Revise el Índice Universal de Derechos Humanos: http://uhri.ohchr.org/

Objetivos de Desarrollo Sostenible Relacionados

Ir arriba